contacto@oleumserviciosdictaminaciones.com

Ética, integridad y compliance en la cultura empresarial

Dra. Yolanda Villegas y Dr. Paul Sánchez

18 de marzo de 2022

La administración es una de las actividades más antiguas de la tierra que podría rastraerse hasta los inicios de la humanidad y las primeras civilizaciones. Podemos ver uno de los primeros ejemplos escritos de la administración en el libro de Génesis en el antiguo testamento de la Biblia. José ayuda a Faraón a gestionar los recursos de siete años abundantes de Egipto para sobrepasar siete años de escasez posteriores. Este relato es mejor conocido como el pasaje de las vacas gordas y las vacas flacas.

A partir del siglo XIX, cuando empezó a popularizarse el concepto de empresa privada en los países industrializados, se ha avanzado en el desarrollo de conceptos clave para una mejor gestión de los recursos, ya sean materiales y financieros, pero también humanos, para formar una cultura empresarial que agrupe una serie de principios y valores individuales  para mejorar el desempeño de la organización.

Es evidente que las organizaciones son definidas por los individuos que las integran, pero también que una cultura empresarial adecuada puede ayudar a impulsar, empoderar y generar oportunidades para los que trabajan dentro de la organización y esto a su vez puede mejorar la eficiencia y el desempeño de las empresas.

En ese sentido, una cultura empresarial adecuada está sustentada en el comportamiento ético, la integridad individual y el cumplimiento con el marco legal, regulatorio y normativo (compliance). Con estas bases, la organización puede sortear los riesgos morales que podrían enfrentar en sus actividades diarias.

Para implementar un sistema de gestión interno que tenga en su centro la ética, la integridad y el compliance es fundamental avanzar en cuatro áreas: los valoes de la organización, el liderazgo, los canales de comunicación y el sistema de incentivos sobre los cuales ampliamos en los siguientes párrafos.

En primer lugar, se deben definir los valores organizacionales, pero no basta con la creación de documentos que enfaticen el compromiso de la organización con la ética, la integridad y el compliance legal, regulatorio y normativo, sino que es fundamental que los individuos que trabajan dentro de la empresa interioricen estos valores y los hagan parte de su conducta dentro y fuera de la organización y, además, que la organización integre en su cultura empresarial apertura al cambio para reconocer e implementar valores que emanen de sus trabajadores. 

En segundo lugar, la cultura depende del compromiso palpable del liderazgo de las empresas desde los altos ejecutivos hasta los mandos medios. Si la organización no observa el compromiso y actuar firme del liderazgo en esta materia será muy difícil lograr una cultura empresarial sólida.

Para lograr que los dos puntos anteriores se cumplan, entonces, es necesario que existan canales de comunicación adecuados que transmitan el mensaje de forma clara entre los diferentes niveles de la organización. Reforzar el mensaje frecuentemente es esencial pero debe realizarse por medios naturales y que permitan a los individuos apropiarse de los valores.

El cuarto aspecto es la creación de un sistema de incentivos que coadyuve a los individuos a apropiarse de los valores organizacionales para lo cual las empresas deben plantearse cómo recompensar el compromiso de los trabajadores con la ética, la integridad y el compliance para seguir amplificando los beneficios de los valores de la organización dentro y fuera de la misma.

Considerando la realidad actual del sector energético, el desarrollar los instrumentos que ayuden a consolidar la cultura empresarial basada en la ética del negocio, la integridad de los individuos y el compliance legal, regulatorio y normativo es fundamental para la continuidad del negocio de las empresas por lo que es sumamente recomendable realizar un análisis de cómo se encuentra su sistema de gestión en estas áreas o, en su caso, comenzar a diseñarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.